Etiquetas

, , , , , ,

Quiero compartir un secreto, el secreto de la mayonesa.

Desde pequeña he escuchado un montón de supersticiones  sobre qué podría pasar si se cortaba la mayonesa. Era tal el misterio que había quien no hacia mayonesa en determinados días de mes, porque de seguro se iba a cortar.

Otro de los misterios de la mayonesa es su pronunciación, hay quien utiliza la y o la h en su lugar.

Quien sostiene la primera opción se acoge al origen de esta salsa cuando en 1756 fue creada en la ciudad de Mahón en conmemoración de la victoria de la guerra de los 7 años.  Según cuenta la historia el chef del duque de Richelieu tenía preparado un banquete para cuando el duque volviera de luchar contra los ingleses. Cuando fue a hacer la salsa programada en el menú, la cual se basaba en crema y huevos se dió cuenta de que no tenía crema. Fue entonces cuando improvisó en el momento y la remplazó con aceite de oliva. En honor a la victoria, el chef nombró “mahonnaise” a esta nueva mezcla.

Para los defensores de la segunda opción, otra teoría sostiene que la palabra mayonesa viene de la palabra francesa “moyen”, palabra con la que antiguamente se se denominaba a la yema del huevo.

Aún con todo esto, lo que importa es que cuando hagamos mayonesa en casa, no se nos corte.

El truco es sencillo.

Pones el huevo en el vaso, lo cubres con aceite más o menos a partes iguales y con la batidora pegada al suelo del vaso empiezas a batir. Sin mover la batidora del fondo verás como empiezan a salir hilillos de mayonesa. Cuando veas que ya está todo el fondo con mayonesa, puedes mover la batidora arriba y abajo poco a poco para terminar la mezcla.

¡Y listo!

Consejos culinarios by Andrea Sanz.

Anuncios